lunes, 4 de enero de 2010

MODELO DE UNA ESCRITURA DE TESTAMENTO ABIERTO

ESCRITURA NÚMERO DIEZ (10). – TESTAMENTO SOLEMEMNE ABIERTO. – En la Ciudad de Granada, a las diez y cuarenta Minutos de la Mañana, del día veintiocho de Febrero del año Dos Mil Siete. – Ante mi JIMMY ALBERTO LOPEZ, Abogado y Notario Publico, de este domicilio y residencia y en presencia de los testigos instrumentales, idóneos, de mi conocimiento personal, de lo que doy fe señores: GUADALUPE MARIA RUIZ, Enfermara, soltera , Licenciado Luis Javier Flores Pérez, Economista, casado, y la señora ANA RAMOS, SOLTERA, DOMESTICA, los tres son mayor de edad, de este domicilio, Nicaragüenses hábiles por la ley para testificar en esta clase de actos, compadece accionando en su propio nombre don. JUAN JESUS MENESES REYES, mayor de ochenta años de edad, casado, agricultor y del Diriomo, a quien doy fe de conocer y de que a mi juicio tiene memoria y voluntad dice: que deseando disponer de sus bienes para después de su muerte, otorga este su testamento solemne abierto, en la forma siguiente: Declara Primero: Que es católico, apostólico, y romano en cuya religión ha nacido vivido y desea morir. SEGUNDO: Que es casado civilmente y por ritos de la iglesia católica, con Doña Isabel Mercado, que aun vive, y con quien procreo los siguientes hijos: MIGUEL ANGEL, JOSE RAMON, ELBA MARIA, ALBARO JOSE, LUISA ISABEL, todos de apellidos MENESES Mercado y todos mayor de edad, acepción de JOSE RAMON; TERCERO: Que sus bienes consisten en una pequeña finca con una cabida de cuatro manzanas, en la comarca de caña de castilla cultivada la mitad de café y el resto para sembrar árboles frutales, y una casa paredes de ladrillo techo de tejas, cuya escritura conserva en su poder, inscrita en el registro publico de la Propiedad Inmueble, con numero diez y ocho mil seiscientos setenta y cinco, folio ochenta y uno y ochenta y dos, del tomo doscientos ochentas y dos, asiento numero uno, libro de Propiedades. CUARTO: Que instituye como sus únicos y universales herederos por partes iguales a sus ya expresados hijos, debiendo hacer de dicha finca el lote que le corresponde como cuarta conyugal a su esposa, que será precisamente en la parte donde esta construida la casa con un aria que su albacea señalara. QUINTO: Que nombra como Albacea o Ejecutor Testamentario a su ya expresado hijo Miguel Ángel Meneses Mercado, quien como tal Sabrá hacer en forma equitativa la división de la finca por lotes de igual aria para todos inclusive el lote de su madre. SEXTO: Que los gasto de sus funerales, enfermedad que cause su muerte, y demás exequias fúnebres y misas por su alma, será de cuentas de sus herederos. — que aprecia el valor de sus bienes en la suma de un millo de córdobas; que nunca a otorgado testamento, y si alguno apareciera lo revocare expresamente, pues solo quiero que este valga, como su ultima y deliberada voluntad. –Asi se expresa el testador Señor JUAN JESUS MENESES REYES, a quien advertí e hice conocer el valor y trascendencias legales de los términos de este testamento y el de las especiales que contiene, que envuelven renuncias y estipulaciones implícitas y explícita y la necesidad que hay de inscribir copia del presente en el Registro competente.-Igualmente certifico y doy fe que recibí de viva vos del testador, en presencia de los nominados testigos, instrumentales, las anteriores disposiciones que yo el Notario redacté en seguida, que todo se practicó sin interrupción en un solo acto, que el testador siempre estuvo a la vista del suscrito Notario y testigos, de modo que todos veíamos, oíamos, y entendíamos, que los testigos son de notoria buena conducta, saben leer y escribir, perfectamente hábiles, sin vinculo alguno con el suscrito Notario, testador y asignatarios, y que se han cumplido con todas las formalidades prescrita con los Títulos Noveno y Décimo del código Civil. – Leído que fue todo este Testamento al testador, Señor JUAN JESUS MENESES REYES en voz alta y clara, en presencia de los nominados testigos, el testador le dio su aprobación aceptándola y ratificándola en todas y cada una de sus partes, sin hacerle modificación alguna y manifestando que es su voluntad la que quiere se cumpla. – Firman todos conmigo menos el testador que no lo hace por su edad, pero a su ruego hecho a mi presencia firma el primer testigo. – Doy fe de todo lo relacionado. – R. LOGO. – A. RUIZ. - ANA RAMOS. - JIMMY ALBERTO LOPEZ. –

11 comentarios:

  1. Gracias, me fue de gran ayuda este testamento abierto para una exposición,

    ResponderEliminar
  2. esta muy buena gracias x facilitarla

    ResponderEliminar
  3. gracias me fue de mucha ayuda

    ResponderEliminar
  4. Una vez que fallece el Testador... qué trámites deben realizarse???

    ResponderEliminar
  5. Por lo general, sin animo de querer herir susceptibilidades, el acto en sí es SOLEMNE por el hecho mismo de ser elaborado en escritura pública, por tanto es redundante agregarle o ponerle testamento solemne abierto, ya que en código civil trata de testamento abierto, nada más, el hacerlo de esta forma es que lo hace solemne, por otro lado los testigos solamente se referencia la presencia de ellos en el acto y es hasta el final que se nombran y se les ponen sus generales de ley y se les da la intervención de lo que vieron y oyeron, ya que esta intervención de los testigos es dar testimonio de lo que ante ellos se llevó a cavo y ellos corroboran el acto, por esta razón estos tiene que ser agregados al final del testamento, para dar la legalidad al ritual o como se dice la solemnidad que se requiere, por otro lado como elemento de forma a tener en cuenta tenemos que la ley de identidad ciudadana exige que a los comparecientes se les relacione su cédula de identidad y por ultimo tenemos también de de forma y no de fondo, debemos de tener cuidado en los errores de escritura ya que estos nos llevaran a que este documento tenga o no tenga validez o que que ocasione al notario un trabajo de más por no estar atento a confirmar o revisar su contenido, como el modelo puesto este tiene en su denominación un error de forma ya que dice: "SOLEMEMNE", pero que ese error de forma trastoca el fondo del documento ya que al escribir incorrectamente una palabra lo hace oscuro y por tal razón el inevitable rechazo en el registro o la ineficacia de la ejecución de lo que el testador dispuso, espero que mi comentario sea tomado como un aporte y no una critica, ya que estamos siempre aprendiendo y reciclando información para mejorarnos como profesionales, gracias y buen día

    ResponderEliminar
  6. Una de las solemnidades para la firma a ruego es dejar escrito que se coloca el dígito pulgar derecho de la persona que no puede firmar, y en ese caso aclarar que la persona se encuentra en plena lucidez y que se le explica el contenido de lo que está firmando. Si firma otro y no se coloca dicho dígito pulgar, le escritura es nula lo cual es muy grave teniendo en cuenta que, fallecido el testador, no hay forma de subsanarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cabe mencionar además que el que firma a ruego debe ser una persona diferente a los testigos que el acto requiere.

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.